x

Cómo hacer el amor en la ducha sin morir en el intento

Todos están de acuerdo en que el chorro de agua es un delicioso aderezo a la hora de ponernos románticos en la ducha. Pero cuidado, que hacerlo en la ducha no es tan fácil como lo pintan en las películas porno. Así que aquí te va una guía para hacer el amor sin morir en el intento 🙂

  1. Consigue un tapetito antideslizante
    Para eso de evitar sustos. O si no te importa perder el glamour puedes ponerte unas zapatillas de caucho para abuelos. Éstas evitarán patinazos a la hora de poner en práctica las arriesgadas posturas del Kamasutra.
  2. Ten a mano una banqueta de plástico
    No la coloques de entrada porque queda como fea y ortopédica, pero ponla cerca por si te da por ponerte audaz con alguna acrobacia.
  3. Pon música
    Si no quieres que tus vecinos se enteren de todo el asunto, basta con coger el móvil y poner alguna música a todo volumen.
  4. Precalienta en seco
    Antes de entrar en la ducha, es conveniente dedicarle unos minutos a unos besitos, unos arrumacos… Un poquito de prolegómeno, por favor.
  5. Póntelo, pónselo
    El sexo acuático se disfruta más sin preservativo. Pero salvo que usen otro método anticonceptivo o estén intentando embarazarse, enfundarse un condón es obligatorio, pues, además de evitar que se conviertan en padres por accidente, los protege de las ETS: : deben ponerla bien puesta ANTES de entrar en la ducha, y estar pendientes de que no se desacomode el asunto al hacer movimientos sexys.
  6. Abre la llave
    Así, a tope. Deja que el chorro fresco aderece el momento. Sientan el hormigueo de las gotas chocando contra sus cuerpos fundidos. Si la ducha es de teléfono, además pueden usarla para estimular directamente sus zonas erógenas.
  7. Utiliza un lubricante resistente al agua
    Aunque parezca mentira, el agua seca las mucosas y dificulta penetración. Por ello, es súper recomendable usar un lubricante con base de silicona. Evita los de agua, que se diluyen, y también los de aceite, que dañan el látex del preservativo.
  8. Agárrate fuerte
    Según un estudio de la aseguradora Medical Insurance, la ducha es el cuarto lugar más peligroso para tener sexo, solo superado por las escaleras y el coche. Así que busca puntos de apoyo sólidos de los que puedan agarrarse mientras están en acción. Si es preciso, atornilla unas barras de metal en la ducha.
  9. Disfruta del orgasmo pasado por agua
    Y también del ahorro de tiempo, pues no hará falta que la ducha después del coito. Ahora, pueden pasar a la cama a echar una siesta. O tal vez les apetezca repetir. En tal caso, pueden volver a la casilla de salida 🙂

 

(Visited 218 times, 1 visits today)
Hazlo.mx. Sexualidad, pareja y salud located at México CDMX , México CDMX, CDMX . Reviewed by 77 customers rated: 1 / 5