x

Himenoplastia: La sencilla operación que te devuelve la virginidad

himen

Más allá del simple valor social que le hemos adjudicado el cual garantiza la virginidad femenina, el himen sirve para proteger a la vagina de infecciones y microorganismos externos.

Físicamente sí la podemos recuperar, mentalmente no. La virginidad femenina es uno de los temas más controversiales en donde diversas culturas catalogan a las mujeres como fieles, saludables y vírgenes si cuentan con la presencia del himen intacto; membrana que para la sociedad representa pureza, honor y garantía de que no existen enfermedades de transmisión sexual.

Se dice que una vez que el himen está roto, las mujeres dejamos de ser vírgenes, sin embargo esto es mentira, ya que dicha membrana puede romperse desde la adolescencia, con algún golpe o caída, flujo menstrual excesivo, uso de tampones o practicando ejercicios como la equitación, natación, bicicleta y gimnasia.

Con esto, claramente podemos decir que la virginidad no depende de una membrana, sin embargo, expertos en la salud femenina han implementado un procedimiento quirúrgico en donde se restaura el himen, todo con el fin de satisfacer la demanda de una segunda virginidad.

La himenoplastia, o también conocida como ninfoplastia, es una opción meramente de vanidad; ya que ésta vuelve a tener la misma fragilidad que en un principio. Según con el Dr. David Matlock, cirujano plástico especializado en reconstruir la vagina y aumentar o reducir los labios de ésta del Instituto de Rejuvenecimiento Vaginal en Los Ángeles, la mayoría de las mujeres que se realizan esta operación lo hacen con la finalidad de empezar una nueva vida sexual.

De igual manera, Matlock asegura que las mujeres de Sudamérica y de Oriente Medio acuden a la himenoplastia por cuestiones sociales, en donde en sus países se ven obligadas a sangrar durante su primer relación sexual como matrimonio; pero por otro lado, las estadounidenses lo hacen con el fin de rejuvenecer su vagina después de haber tenido varios hijos.

En fin, la himenoplastia es una sencilla cirugía en donde se reconstruye el himen. La anestesia puede ser local, se introduce una sonda vertical en la vagina para tensar la zona y así permitir que los tejidos de la membrana puedan ser suturados por el cirujano plástico o ginecólogo.

La intervención tiene una duración de aproximadamente 45-60 minutos y puede causar dolor e inflamación durante la recuperación. Se recomienda descanso total de al menos 24 horas y utilizar durante 48 horas toalla sanitaria (en dado caso de que exista sangrado).

En México, la himenoplastia se puede realizar en la mayor parte de los hospitales privados.

No se necesita de muchos requisitos para ser candidata, con gozar de buena salud física, seguir las indicaciones del cirujano y estar dispuesta a pagar alrededor de 16 mil pesos basta.

Recuerda que esta operación es por vanidad, después de la cirugía el himen vuelve a ser de la misma forma que antes de la primera relación sexual y puede romperse con la misma facilidad.


 

 

[subtitle]Continua leyendo[/subtitle]
"La virginidad sí se puede recuperar"
(Visited 212 times, 2 visits today)
feredelar

feredelar

Periodista eternamente enamorada de la gran metrópoli. Fernanda de nacimiento, pero Feredelar para la mayoría. Escribo sobre sexualidad porque quiero que cuando lo hagas, lo hagas bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hazlo.mx. Sexualidad, pareja y salud located at México CDMX , México CDMX, CDMX . Reviewed by 77 customers rated: 1 / 5