x

Masculinidad, piel y rudeza: subcultura leather

Imagen: Flickr
Imagen: Flickr

Los primeros grupos leather se formaron en California en los años 50. Recreaban códigos hipermasculinos, se relacionan con dominación y sumisión, motos, estética ruda basada en el cuerpo como signo de identidad, así como componentes característicos del cuerpo masculino como bigotes, vello corporal, músculos y fuerza física.
 

Los leather solían ser vistos como “el lado antifemenino de la homosexualidad”

En los 60 se veía al leather como “el lado antifemenino de la homosexualidad”. Durante los 70, comenzó una proliferación de bares y clubs donde se celebraban fiestas con prácticas sexuales explícitas como: uso de dildos, importancia en la zona anal, prácticas sadomasoquistas, etc.
 
El sadomasoquismo y la erotización del poder también están muy relacionados con el leather.
 
La pandemia de VIH en los años 80 significó un periodo de crisis en el movimiento leather y sadomasoquista debido a campañas de sexo seguro en las que clausuraron cuartos oscuros y saunas.
 
El leather es una subcultura originaria del mundo gay, aunque hoy en día se ha extendido entre heterosexuales, bisexuales, etc. Un leather como tal es un hombre atraído por la masculinidad y la virilidad de otro hombre.
 
La subcultura leather tiene una relación muy particular con la representación de la masculinidad, potencia los cuerpos y las actitudes hipermasculinas y también se le interpreta como una forma de cuestionar la masculinidad a partir de una reinvención artificial. Está conformada por prácticas e indumentaria que responden a dinámicas sexuales o eróticas, las cuales se distinguen por el color negro y el cuero.
 
Los elementos que se identifican con la virilidad dentro de esta subcultura son los uniformes, profesiones y ambientes exclusivos de hombres como el ejército o los mineros. Los leather copian y adaptan estos referentes.
 
Los leather se alejan del estándar heterosexual predominante porque practican juegos sexuales más rudos. Este mundo es un poco más oculto, incluso puede llegar a sentirse prohibido y por ello generar morbo. Los leather se basan en el exceso, aunque, paradójicamente, la exhibición explícita del exceso masculino igualmente muestra la fragilidad de la masculinidad. Es decir, muchas prácticas centran su atención en otras partes del cuerpo o hacen manipulaciones de los genitales para demostrar la vulnerabilidad masculina (descargas eléctricas, pinzas, atar testículos, etc.).
 
A la subcultura leather se le cuestiona por el parecido de sus roles con los de la cultura heterosexual dominante.
 
Hoy en día, la comunidad leather está extendida por muchos países del mundo, ahora son menos ocultas y prohibidas que antaño, sobre todo gracias a internet.
 

Imagen: DeviantArt
Imagen: DeviantArt

(Visited 276 times, 1 visits today)
Hazlo.mx. Sexualidad, pareja y salud located at México CDMX , México CDMX, CDMX . Reviewed by 77 customers rated: 1 / 5