x

“Si él quisiera estar contigo, estaría contigo” Kim Quindlen

Es difícil de aceptar. Pero la verdad sanará tu corazón mucho más rápido que dejar que te lo rompan una y otra vez, hasta que recuerdes lo que siempre supiste:

Si él quisiera estar contigo, estaría contigo.

Hay un millón de escenarios posibles aquí. Es más fácil cuando es un patán egoísta que sólo piensa en él mismo, o que te usa para darle celos a alguien más o te usa en general, que te trata mal, que te aplasta sin consideración, etcétera. Pero es mucho más difícil cuando es un buen chico y aun así tienes que dejarlo ir. Cuando te dice que eres una persona increíble pero simplemente no siente lo mismo que tú. O cuando realmente le gustas, pero no cree que seas la indicada. O cuando sus sentimientos no son tan fuertes como los tuyos y quiere ser sincero. O cuando no se decide, parece confundido y no se da cuenta de que teme lastimarte, que estar confundido es menos hiriente que decirte que no. Si quisiera estar contigo, no tendría que decidirse en primer lugar. Te daría una respuesta desde el fondo de su alma.

Pero no importa si es un chico maravilloso o un patán o algo a la mitad, esto es sobre ti y sobre dejar ir. Porque no importa cuál fuera la situación, no importa qué tan bien te tratara o cuánto se divirtieron juntos o cuán bien se llevan, él no quiere estar contigo. Y esa es la verdad. Esa verdad será tu salvavidas durante las próximas semanas o meses, no importa que no quieras aferrarte a ella. Eso es lo que hará que, eventualmente, hagas las paces con el fin de tu relación o con el ‘no hablemos más’ después de todo el tiempo que pasaron hablando. Esa es la verdad y, por desagradable que sea, es la única cosa que te ayudará a seguir adelante.

Si él quisiera estar contigo, estaría contigo.

Es fácil suavizar el golpe. Necesita tiempo, o sólo necesita un poco de espacio, o es que le da un poco de miedo el compromiso y necesito hacerlo sentir mejor, o él construye barreras y es mi trabajo atravesarlas.

Pero piensa en cómo te sientes con él. Cuán fácil y obvio se siente. Cómo no necesitas preguntarte si deberías o no estar con él porque ya sabes la respuesta muy dentro de ti. Cómo, aun si te diera miedo comprometerte o que te lastimaran o abrir tu alma, de todos modos lo harías porque ya lo decidiste. Querías estar para él, así que lo hiciste. La decisión fue simple. En realidad no tuviste que decidir nada.

Ahora, ¿te imaginas sentir todas esas cosas y aun así decidir no estar con él?

Por eso es que tu corazón está roto. Porque él no siente esas cosas. No está tan seguro como tú lo estás. Y no puedes cambiarlo, y no puedes “repararte” a ti misma, y tampoco hiciste nada malo. Es sólo la verdad. Su corazón no tomó la decisión por su cerebro, porque su corazón está en un lugar diferente del tuyo. Y eso realmente apesta. Y lo único que queda es aceptarlo. Y eso apesta aun más.

Tal vez lo superes en algunas semanas, tal vez te lleve meses. Tal vez más. Dolerá, algunos días serán horribles y algunos estarás bien. Pero una de las ventajas es ésta: puedes dejar que tu corazón se rompa una vez, en lugar de que se rompa un milón de veces cuando tratas de convencerte de que se equivocó o de que tal vez sí te extraña o de que deberías llamarle. Ámate lo suficiente para ser dura contigo misma:

 

Si él quisiera estar contigo, estaría contigo.

Este texto de Kim Quindlen apareció originalmente en Thought Catalog.

(Visited 31 times, 1 visits today)
Hazlo.mx. Sexualidad, pareja y salud located at México CDMX , México CDMX, CDMX . Reviewed by 77 customers rated: 1 / 5