x

Vorarefilia… ¿Hambre y sexo?

 

mordida

Todos tenemos deseos, manías, fobias o gustos diferentes, las fantasías sexuales son parte de estos aspectos que se presentan en la vida cotidiana. Dentro de ellos, existen ciertos fetiches los cuales son poco usuales, la “vorarefilia” es uno de ellos. Definido como el deseo de consumir o ser consumido por completo y con vida por otra persona o creatura, este fetiche nos muestra cómo el hombre puede ser excitado por factores que uno no imaginaría.

Es importante no confundir la vorarefilia con el canibalismo sexual. El canibalismo sexual, es cuando una persona encuentra excitante la idea de comer carne humana. La vorarefilia por otro lado, consta de dos partes: un depredador, el cual es el que tiene el dominio,  come, deglute y absorbe la vida de la otra persona; y por el otro lado esta la presa, el cual es dominado por el depredador, comido o tragado por la boca o cualquier otro orificio.

La mayoría de los vorarefílicos no tienen interés en el canibalismo.

Debido a que es poco probable de poder realizarse, éste comportamiento es mas bien una fantasía que se representa por medio de historias, películas, videojuegos, etc.

La Academia Internacional de Investigación Sexual presentó un estudio acerca de éste comportamiento, en donde se realizó una prueba en línea a 113 vorarefílicos entre 18 y 46 años, y un 83% de ellos eran hombres y el 69% se sentían atraídos por el sexo opuesto. Se le pidió a los individuos que describieran sus fantasías, la forma en la que han intentado realizar esas fantasías y desde cuándo las han tenido.

Los resultados del estudio revelaron que la mayoría de los vorarefilicos presentaron sus primeros deseos eróticos de éste tipo a muy temprana edad, alrededor de los doce años.

Este comportamiento no se relaciona con infligir dolor al otro, mayormente porque el fetiche es fantasioso, por lo que no se registra dentro de ningún tipo de manual psiquiátrico.

Existen distintas categorías dentro de la vorarefilia, la mayoría fantasiosas, pues se realiza por cualquier orificio del cuerpo. Algunos de estos son:

  • Vore duro: Cuando la presa se somete a heridas, en éste caso se ve mucha sangre debido a que se desmembra, corta o muerde al individuo. Para los vorarefilicos esto no motiva sexualmente.
  • Vore suave: Cuando la persona es consumida viva y completa, normalmente no causa daño alguno hasta que llega al estómago se asfixia o es digerido. Éste tipo de vore es visto de una manera más sensual que el vore duro debido a que relativamente no es violento.
  • Vore genital femenino: La persona es consumida por medio de la vagina y se retiene en el útero. También se le llama “no nacido” o “nacimiento reversivo”.
  • Vore genital masculino: La persona es consumida por la uretra y absorbida en el escroto, próstata o vejiga.
  • Vore anal: La persona es consumida por el ano y llevada al recto, colon o estómago.
  • Vore de pechos: Consumido por el pezón y llevado al pecho,

La vorarefilia llega a relacionarse con otros fetiches como el masoquismo, hipoxifilia, feederismo, zoofilia. En algunos casos se encuentra relación con el gigantismo, en donde el gigante absorbe a la persona más pequeña. Otro caso es la excitación causada por ver animales deglutir a otros de manera entera.

En el fórum de discusión psicológica, se encuentra una confesión de una persona con éste fetiche y el cómo vive con ello. Otro caso muy interesante es el de German Armin Meiwes, un virarefilico que ha sido muy estudiado por el médico forense psicoterapeuta Dr. Pfafflin, de la Universidad de Ulm en Alemania.

 

(Visited 2.970 times, 26 visits today)
Luisa Medina

Luisa Medina

Diseñadora textil, la creatividad es inteligencia divirtiendose. Hablar de sexo de manera abierta. Apasionada por el deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hazlo.mx. Sexualidad, pareja y salud located at México CDMX , México CDMX, CDMX . Reviewed by 77 customers rated: 1 / 5